Read this in: zh-hanspt-bren

Lecciones a aprender

02 abril 2018 | Nick Holt

La industria automotriz evoluciona rápidamente y constructores y proveedores deben formar y retener a sus trabajadores formados.

Aprendizaje en Audi

Audi recibe unos 800 aprendices en sus dos centros alemanes en Ingolstadt y Neckarsulm cada año

La optimización de los procesos de producción es una tarea interminable para los constructores automotrices y aunque la automatización ofrece algunas soluciones, los mayores logros se obtienen al tener una plantilla muy capacitada. La formación es clave para ello, sobretodo con la cada vez mayor importancia de procesos y sistemas digitales.

Dieter Omert, director de Audi de formación vocacional y desarrollo de competencias especializadas, nos ofreció un análisis sobre la cultura de formación de la marca y nos comentó cómo los avances en tecnologías de la producción afectan a cómo recluta y forma a sus nuevos empleados.

“Para nosotros, “Vorsprung durch Technik” (desarrollo a través de tecnología) significa crear una combinación óptima de personas y máquinas en la fábrica del futuro, las tecnologías innovadoras pueden ayudar a los trabajadores en sus tareas cada vez más complejas. La cooperación entre humanos y robots es un buen ejemplo. Los robots inteligentes pueden asumir tareas monótonas y muy repetitivas en el área de producción. Nuestros empleados y su conocimiento especializado son los responsables de aportar el valor añadido a la producción

“Por ejemplo, los requisitos de producción han aumentado en lo referente a las competencias en IT, en 2015 Audi introdujo una formación vocacional en informática con especialidad en integración de sistemas. Después de completar estos cursos, los trabajadores cualificados trabajan luego en colaboración con la mecatrónica de la producción automotriz. Para facilitar la colaboración entre mecatrónica y los especialistas en informática, la formación en informática incluye una cualificación adicional como electricista. Esto expande los campos de trabajo potenciales de los jóvenes expertos informáticos y refleja el aumento de los requisitos del sistema dual de formación en un entorno de trabajo digitalizado. Un aspecto especial de la cualificación es que anteriormente las áreas de responsabilidad de los especialistas en IT y electrónica estaban separadas. Ya no existe esta separación porque el trabajo de los expertos en IT ya no acaba en la caja de control. Ahora son capaces de resolver tareas más complejas de manera más eficiente.

“La empresa también ha aumentado el número de alumnos en mecatrónica. En Audi es la formación que cuenta con más alumnos. La formación incluye él manejo, mantenimiento y programación de equipos de producción modernos y de robots de producción. Los alumnos utilizan herramientas como tablets para controlar equipos, simular errores y encontrar soluciones”.

Inversión de futuro

Para conseguirlo, Audi ha invertido en sus operaciones de formación, tal y como explica Omert: “Todas las capacidades que se enseñan y la formación continua proceden de la propia “Academia Audi” de la empresa. Esto garantiza una estrecha cooperación entre las diversas áreas de formación y cualificación de la empresa y está integrada en una red internacional con todas las unidades de negocio de todos nuestros emplazamientos. Pero también nos centramos en el intercambio de opiniones y experiencia con formadores especialistas externos y universidades, también con otros centros de formación continua del Grupo Volkswagen.

“Para poder desarrollar y expandir las competencias especializadas del futuro, Audi ha establecido las denominadas academias de área en todas las áreas de la empresa. Los contenidos especiales de los cursos de formación abarcan desde adquisiciones y logística hasta desarrollo electrónico y eléctrico. Muchos cursos imparten conocimientos compactos y prácticos. En este contexto son los expertos de Audi de varios departamentos quienes actúan como formadores internos”.




Un enfoque multidisciplinario

Una parte importante de los programas de formación actuales en la industria automotriz está en enseñar varias disciplinas, Omert nos ofrece la perspectiva de Audi sobre este aspecto.

“Los métodos de trabajo ágiles son un elemento muy importante en el entorno de trabajo de Audi. El plan de formación incluye por lo tanto métodos creativos como ‘pensamiento creativo’ y Scrum

En 2015 Audi introdujo un modelo de aprendizaje digital y móvil para la formación vocacional. Este método realiza un uso extensivo de las tablets como ayuda para el aprendizaje. Con el concepto de aprendizaje móvil alentamos la creatividad y responsabilidad de los jóvenes participantes, también aumenta la competencia de medios y tecnología informática de los participantes. Con la ayuda de las tablets los alumnos pueden acceder al conocimiento cuando lo necesiten, con indiferencia de tiempo y lugar. Su asistente digital facilita la combinación de aprendizaje práctico y teórico, ya que la tablet siempre puede estar a mano. Los alumnos pueden aprender individualmente o en grupos, desde todas nuestras instalaciones en Alemania y en todo el mundo. Una auditoria interna nos mostró que el nuevo concepto aumenta la motivación y el éxito en el aprendizaje”.


Proveedores primarios

Los proveedores también se enfrentan a los mismos retos de formación y captación, AMS habló con Mariyana Mihaylova, responsable de RRHH en el proveedor Pailton Engineering, una empresa que ha tenido un gran éxito en el desarrollo laboral de sus aprendices.

“No tenemos una cuota anual establecida de recepción de aprendices, actualmente tenemos a dos personas en su primer año de formación con Midland Group Training Services (MGTS). Cuando finalicen su primer año comenzarán la formación con nosotros. En su segundo y tercer año obtendrán experiencia en cada división de producción y se les asignará un mentor en cada una de estas áreas que supervisará su progreso. Durante el segundo año dedicarán un mes a cada puesto en rotación.

“Este plan nos da flexibilidad, por lo que cuando un aprendiz muestra interés o aptitudes en un área en concreto, analizamos sus preferencias y en el tercer año se le asignaremos seguramente ese área. Naturalmente tenemos necesidades concretas de plantilla, pero colaboramos con los aprendices para que desarrollen sus propias carreras y les ayudamos a alcanzar sus objetivos futuros”.

Pailton toma un enfoque práctico en la formación de aprendices

Pailton asume un enfoque práctico en la formación de los aprendices

Cuando reclutamos aprendices para cubrir vacantes o para cumplir con la demanda, puede ser un reto encontrar a la gente con la capacidad adecuada, especialmente los que deben asumir puestos en el taller. Mihaylova indicó: “Puede ser difícil encontrar gente que tenga experiencia con la misma maquinaria. Algunos de los equipos que utilizamos son más complejos y puede ser difícil encontrar operarios con la formación adecuada en estas áreas”.

Mihaylova explicó que además de la formación obligatoria en salud y seguridad y la formación inicial, Pailton adopta un enfoque flexible a la formación de los nuevos empleados que está adaptada según las capacidades y formación del candidato y según el área en el que trabajan. “Cada empleado tiene una formación durante el trabajo que incluye orientación y tutoría. Tendrán a un ‘colega’ trabajando con ellos que les ayudará a asimilar el funcionamiento de equipos y procesos”.

Sobre la disponibilidad de instalaciones de formación en Pailton, Mihaylova destaca que sus operaciones son prácticas y el enfoque es trabajar en el lugar para que sea más efectivo y útil que intentar enseñar el proceso en un aula. “No son solo los equipos, la industria avanza constantemente y las expectativas son cada vez mayores en calidad y productividad. Por ello la formación en el taller es un proceso continuo para nosotros y debemos garantizar que los trabajadores tengan la formación adecuada. Creemos que la formación de nuestra plantilla y el aumento de sus capacidad es una de nuestras inversiones más importantes”.

Para mantener el ritmo de una industria que avanza muy rápido, Pailton ha introducido también un enfoque multidisciplinario a la formación de la plantilla. El objetivo es que cada individuo sea capaz de realizar más de una tarea de producción, lo que nos permite operar con flexibilidad. “Es beneficios tanto para el empleado, ya que se siente más valioso, y para la empresa, porque puede utilizar su capacidad de manera más efectiva”, nos explica Mihaylova.

Matriz de formación

Pailton ha desarrollado una matriz de formación para identificar brechas en la formación. Según nos explica Mihaylova: “Comenzamos con esta estrategia de desarrollo de los empleados el año pasado y el principal objetivo era encontrar carencias o necesidades de formación. Trabajamos para mejorar y actualizar las capacidades de los trabajadores continuamente y esta evaluación nos permitió identificar las carencias en formación para mejorar el rendimiento, la satisfacción de los trabajadores y aplicar un enfoque más dinámico en la formación.

La primera fase fue actualizar todas nuestras especificaciones de trabajo. Esto nos ayudó a adaptar las necesidades de trabajo a las capacidades reales de la plantilla. Luego comenzamos a actualizar detalladamente nuestra matriz de competencias.

La siguiente fase fue comparar la matriz de capacidades con las especificaciones de trabajo para identificar las carencias. De esta manera medimos las capacidades actuales con las capacidades que requiere el negocio.

La última fase fue aislar las carencias de capacidad e identificar la formación que debe realizarse. Finalmente hubo varias recomendaciones e introdujimos a algunos empleados en cursos de formación. Ahora podemos garantizar que tenemos a la gente adecuada en el lugar adecuado”.

Tagged with: AMS, Aprendiz, Aprendizaje, Audi, Automotive Manufacturing Solutions, Capacidad Y Formación, Formación, Formación De Audi, Formación De Pailton, Pailton, Trabajos De Producción